domingo, 2 de septiembre de 2012

6 Consejos de Nutrición para un Trail Runner

No debemos descuidar nuestra alimentación en las carreras por montaña. Si bien es cierto que es una actividad que implica un alto consumo calórico y podemos permitirnos ciertas "licencias", nuestro rendimiento mejorará notablemente si comemos sano. Estas recomendaciones nos ayudarán:


1- Almacena en tu casa "comida real"- Esto significa comida mínimamente procesada, con el menor número de ingredientes posible. Piensa en:

- Carne de alta calidad (a ser posible ecológica)
- Verduras
- Fruta
- Frijoles
- Nueces
- Arroz silvestre

Al hacer acopio de "comida real" tienes que deshacerte de alimentos procesados y comida basura. Diviértete: no los tires a la basura, cómetelos. Disfruta de tu último fin de semana de comida basura a tope. A partir de ahora sólo surtirás tu casa con comida saludable.

2- No te obsesiones- De vez en cuando puedes hacer algo de trampa en tu dieta regular. La perfección puede ser dañina a largo plazo y hacer que te prives de algún alimento que te guste de verdad. Lo importante es que sigas una dieta sana de manera habitual, no importa si te das algún capricho de vez en cuando.

Recuerda que tu dieta puede ser más flexible después de carreras de larga distancia o entrenamientos duros. Tu cuerpo está anhelando más calorías y carbohidratos. Así que galletas, una hamburguesa con queso y patatas fritas o una porción de pizza pueden ser buenos en alguna ocasión.

3- Reduce tu consumo de azúcar (pero has de ser realista sobre las necesidades de hidratos de carbono para un corredor de fondo). Los carbohidratos nos proporcionan el mejor combustible para correr y lo cierto es  que muchos corredores no hacen la carga de hidratos correctamente antes de una competición.

Para el  día a día, no es necesario consumir gran cantidad de hidratos.Muchas veces son los culpables del exceso de peso. Para correr 10 Km no te bebas dos litros de Gatorade o un día que no vas a salir a correr, no te comas dos platos  de espaguetis.

4- Cóme verduras- Son pobres en calorías, ricas en nutrientes y tienen muy poco azúcar. Come al menos dos raciones al día.

5- Varía tus comidas- Prueba cosas nuevas, cocina diferente, utiliza especias raras.....
Comer es un placer. Así que no te atasques con las mismas comidas de siempre.


6- Cóme al menos cinco veces al día. Acelerarás tu metabolismo y esto hará que mantengas tu peso bajo control. Cuando sólo comemos tres veces al día, acostumbramos a nuestro cuerpo a constituir reservas de energía, generalmente en forma  de grasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario